Convocatoria: marzo

Según relata el propio San Patricio (Patricius, en latín; Padrig en celta) en su Confessio, escrito -supuestamente- como respuesta a quienes le acusaban de enriquecerse a costa de los fieles, su primera aproximación a Irlanda tuvo lugar cuando a los 16 años fue secuestrado por esclavistas celtas y forzado a trabajar en una granja de animales durante seis largos años. Eventualmente pudo escapar y volver con su familia romana, y dedicar la vida al estudio del Dios que le había salvado el pellejo. Convertido finalmente en clérigo, volvería a Irlanda a evangelizar, a convertir al cristianismo a aquellos que alguna vez lo redujeron a ser menos que nada.

Ya en el siglo VII, doscientos años después, San Patricio sería venerado como el patrono de Irlanda y se le atribuirían hechos y milagros, como la expulsión de todas las serpientes de la isla, la enseñanza del misterio de la Santísima Trinidad a través de los tréboles, y otros más. Y a pesar de que las versiones sobre la vida de San Patricio no siempre concuerdan, y se presume incluso que haya habido en la historia más de una persona con ese nombre, lo cierto es que cada 17 de marzo se le rinde tributo a él y al país que ayudó a consturir, arrojando al olvido las tradiciones politeístas del pueblo celta, que por desgracia no contaban con la escritura para preservar su visión del mundo.

Nosotros, en cambio, corremos con mejor suerte. Y qué mejor oportunidad para demostrarlo que nuestra convocatoria de marzo para recibir sus reseñas sobre libros, música, artes visuales, eventos, videojuegos o cine y TV. El plazo estará abierto desde hoy hasta el día de San Patricio, con miras a aparecer en línea unos pocos días después, alrededor del 20 de marzo.


Eso es todo por ahora. 
Lá fhéile Pádraig sona dhuit!

Gaélicamente,
M.U.R.

(Imagen de cabecera: San Patricio enciende el fuego pascual en la colina de Slane, Vicenzo Waldre, 1792)