Sobre la comedia y la tragedia: “Joker” de Todd Phillips

Por Mariano Pantanetti—


Las máscaras que representan el teatro son dos: una ríe y la otra llora. La risa, la comedia, recibe el nombre de Talía y representa la música y el canto. La otra, la musa trágica del teatro, se llama Melpómene, quien con una mano sostiene un cetro y con la otra un puñal. Y en Joker (2019) de Todd Phillips conviven ambas máscaras en un cien por ciento: Arthur, tal el verdadero nombre del Guasón, aspira a ser comediante y al mismo tiempo es un asesino en potencia. Lo trágico, no obstante, radica en que no oscila como un péndulo de un lado al otro de los estados de ánimo, sino que se centra en un justo medio compuesto por ambas caras de la misma moneda. Y no sabemos, o no nos dejan saber, cuándo está por explotar.          Si bien el personaje se va prefigurando a lo largo del film, iremos viendo que no todo pertenece al mundo de lo racional, de lo real y eso lo hace temible. El Joker tiene una ventaja y esta radica en la imprevisibilidad.

En internet abundan críticas sobre este film, que viene a redescubrir una nueva forma de acercar al público adulto el cine de superhéroes, tal como vienen pidiendo Martin Scorcese y Francis Ford Coppolla, hartos, ambos, del cine de efectos especiales de Marvel. Las criticas que mencionamos hacen foco en el carácter político de la obra, en la excelente actuación de Joaquín Phoenix, pero no he leído ninguna que haga foco en el cómic, lugar de donde claramente abreva el director para, yendo a las fuentes tomadas del pasado, presentarnos algo nuevo. Los cómics, originalmente, no pretendían ser una lectura para niños, sino un mundo imposible pensado para entretener y hacer pensar a adultos, y quizá por eso Joker intimida tanto, justamente porque dentro de lo imposible puede ser real.

Este Guasón tiene poder en su multiplicación y en lo imprevisible, en su violencia sin culpa, y en el anonimato. Crece siendo invisible para la sociedad y cuando deja de ser Arthur para ser Joker, se escuda en una forma de invisibilidad dada por formar parte de una muchedumbre. Este Guasón no es el que se enfrentará con Batman, sino el que lo inspira: podríamos decir que es una forma platónica de Guasón, un grito (o risa) primal. Algunos años en el futuro Bruce Wayne será Batman, pero por ahora no.  Será un ser inteligente, formado para la guerra, un soldado universal, cuyo principal poder es el adquisitivo (y heredado). El Guasón en cambio es pobre en términos económicos, pero no por eso falto en recursos. Batman será solitario y la fuerza del Guasón será la multitud. Diferentes, ambos hacen culto de la invisibilidad. De estar sin ser vistos.

En el film de Todd Phillps se lee la lucha de clases, que ya planteara Christopher Nolan en El caballero de la noche asciende (2012), encarnada en el reclamo de Bane por una Ciudad Gٖótica menos injusta y menos corrupta. Un Bane que liquida a Batman quebrando su espalda, pero primero quebrándolo financieramente tras realizar ciertas operaciones apócrifas con opciones bursátiles. Es cierto que el tema de la lucha entre el bien y el mal no tiene nada de nuevo, y que presentarlo como lucha de clases tampoco: el nacimiento de un líder rebelde que debe despertar al estar acorralado es un estereotipo que podemos leer desde las crónicas romanas, o incluso antes. El acierto de Joker es llevarlo a la pantalla en el momento justo: cuando el cine de cómics se centra en la artillería tecnológica, el de Phillips se centra en los recursos propios de la narrativa cinematográfica clásica. El acierto es también plantearlo justo en el momento en que se dan reclamos sociales desde Chile a Hong Kong, con premisas similares a las que se levantan en Ciudad Gótica. Es justo el personaje indicado: el que, ante la crisis, ante el estallido, se ríe para no llorar.


Joker, Todd Phillips, Estados Unidos, Warner Bros, 2019.

Imagen de cabecera: fotograma de la película.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s